¿Qué es un aval bancario y como puedo conseguirlo?

ByYumbrel

¿Qué es un aval bancario y como puedo conseguirlo?

Todos en algún momento a lo largo de nuestras vidas nos vamos a encontrar frente a situaciones que requieran de nuestra atención inmediata, y muchas veces esta clase de temas tienen que ver con problemas financieros. Un aval bancario no es lo mismo a lo que nosotros conocemos como aval; un servicio proporcionado por cualquier entidad bancaria que es bastante interesante e inusual, por lo que ponemos a tu disposición información que puede hacer que consideres esta opción como algo viable o beneficioso.

¿Qué es un aval bancario y cómo funciona?

A un aval bancario se lo puede considerar como una garantía, de modo que se compromete a responder si llega a producirse un incumplimiento de una obligación del avalado que comúnmente suele ser un cliente ante una tercera persona o beneficiario. Por lo general las operaciones en las que una entidad bancaria puede ser un aval es en operaciones que consisten en el pago de una determinada cantidad de dinero.

Si por motivos de fuerza mayor no puedes solventar tus responsabilidades, el perjudicado puede reclamar directamente al banco, de forma que este no tiene forma de perder su dinero ya que una entidad bancaria cuenta con la suficiente solvencia como para hacer frente al pago. Si el banco termina haciéndose cargo de nuestros pagos, posteriormente el banco nos reclamará a nosotros el dinero que previamente ha pagado.

En otras palabras podemos decir que el banco es quien se va a responsabilizar de nuestro incumplimientos. Como hemos mencionado anteriormente esto es más frecuente en operaciones de crédito, pero es igual de válido en alquileres, concursos públicos y licitaciones.

¿Qué tipos de aval bancario existe?

Dentro de este servicio financiero podemos encontrar dos tipos de aval bancario que, tanto el uno como el otro pueden beneficiar en distintas circunstancias.

Aval bancario – Técnico

Es aquel en donde la entidad bancaria se responsabiliza completamente del pago de la deuda que tenga su avalado. Este tipo de aval es beneficioso cuando se va a contraer obligaciones ante organismos públicos, administraciones o terceros por motivos tales como participaciones en concursos, ejecución de obras o suministros e incluso por garantizar un buen funcionamiento de maquinaria vendida.

Aval bancario – Financieros

A diferencia del aval anterior, este es el más utilizado ya que se ejecuta bajo el sector financiero, es decir que el banco se hará cargo de los impagos de la deuda que hayas adquirido.

Intervinientes en el aval bancario

Como sucede en toda operación bancaria y financiera, hay partes que se ven implicadas para que se pueda efectuar de forma adecuada un aval bancario, a continuación te presentaremos las partes que intervienen en este procedimiento.

  • Avalista – Se trata de la entidad financiera o bancaria que funciona como aval o garantía ante el beneficiario según los términos que se hayan estipulado anteriormente tanto con el avalado como con el beneficiario.
  • Avalado – És aquella persona que necesita un aval para poder adquirir un servicio o bien con la ayuda de una entidad financiera o bancaria. El avalado actúa como titular del aval y puede pedir ayuda o asistencia en caso de que este lo requiera.
  • Beneficiario – Es el principal ente que exige el aval y también es ante este interviniente al que va a responder el banco en caso de que el avalado no pueda cumplir con sus compromisos adquiridos.

Diferencias entre aval bancario y aval personal

Un aval personal es una persona natural, es decir que son personas y no entidades financieras o bancarias. Un aval personal puede ser un familiar, amigos, conocidos y son ellos quienes se responsabilizan en caso de que el deudor  tenga retrasos un préstamo o cuotas de un alquiler.

El aval bancario es una entidad que actúa de la misma forma que el tipo de aval anterior y es ahí en donde encontramos la diferencia más importante. Un aval personal, como su nombre lo dice es una persona y un aval bancario, un banco.

En cuanto se refiere a trámites, las entidades bancarias son más fáciles, de modo que tenemos una mayor probabilidad de poder obtener la ayuda del aval y el financiamiento que estamos buscando. En cuanto a un aval bancario, puede ser mucho más complicado ya que convertirse en aval significa o representa un riesgo de pérdida por lo que los requisitos son estrictos. 

Requisitos de un aval bancario y cómo solicitarlo

Debido a que un aval funciona como una operación que cubre un riesgo, esto significa que el banco estudiará a fondo tu capacidad financiera además de la solvencia económica de la que dispones. Esto es completamente normal así que necesitarás una buena solvencia económica, un buen historial crediticio y sobre todo no tener deudas pendientes de pago.

Si lo que deseas es solicitar un aval bancario tendrás que rellenar una póliza  de cobertura de garantía bancaria o un póliza de cobertura para límite de garantías bancarias todo esto lo debes formalizar ante un notario. Estos documentos regulan las relaciones que mantendrás con la entidad bancaria, así como el pago de las comisiones e intereses.

¿Cuánto cuesta un aval bancario?

Lamentablemente una entidad bancaria no se convertirá en una garantía de forma gratuita, por lo que deberás tener en cuenta el costo de varios aspectos que tendrás que pagar además del préstamo que vayas a recibir.

Uno de dichos costos es la comisión de formalización en donde pagaremos cierta cantidad por empezar con la solicitud de aval bancario, también nos encontraremos una comisión por estudio que se deberá cancelar una vez el contrato o diálogo se haya concretado.

Podríamos decir que esos son los costos iniciales ya que una vez el banco sea nuestro aval tendremos que pagar una comisión por riesgo que es el 1% de la cantidad que obtendremos. 

El porcentaje y valor de las comisiones varían según la entidad bancaria, por lo que es muy importante tener todos estos aspectos en cuenta antes de buscar que una entidad bancaria funcione como nuestra garantía, ya que si es mal planteado y utilizado puede ser perjudicial para nuestras finanzas personales.

About the author

Yumbrel editor

Leave a Reply